La selva negra de Alemania (Schwarzdwald)

selva negra 1

Situada en el corazón de Europa, junto al valle del Rin, esta frondosa zona alemana de grandes bosques de pino y abetos, valles verdes, lagos, cascadas y preciosos pueblos (algunos de gran tradición relojera) es uno de los lugares más bonitos de Europa.

En términos muy generales, podríamos decir que la Selva Negra es un macizo montañoso con una gran densidad forestal, con forma de rectángulo alargado cuyos vértices son Karlsruhe, Stuttgart, el lago Constanza (Bodensee) y Basilea, y está situada en el estado federado de Baden-Württemberg. Hoy en día se conoce la Selva Negra como un lugar turístico natural, situado en esta zona de Alemania.

selva negra mapa

Mapa de la Selva Negra

Normalmente se realiza la división de esta área turística en tres partes (esta última es la división más popular):

  • Selva Negra Norte, que incluye ciudades como Baden Baden, Calw o Pforzheim.
  • Selva Negra Media, con ciudades como Offenburg, y que engloba al Valle del Kinzig.
  • Selva Negra Sur, donde se encuentra la ciudad universitaria de Friburgo.

Fuente: http://www.selvanegra.info/

Ecoturismo rentable según investigadores

Economistas descubren que las áreas protegidas reducen el índice de pobreza en Costa Rica

Península de Osa en Costa Rica. Fotografía de Rhett A. Butler
Península de Osa en Costa Rica. Fotografía de Rhett A. Butler

Un nuevo estudio ha considerado un argumento que, durante mucho tiempo, han sostenido los defensores que fundamenta el establecimiento de áreas protegidas: el ecoturismo es rentable.

El estudio, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (por sus siglas en inglés, PNAS), descubrió que las comunidades próximas a las áreas protegidas en Costa Rica presentan un índice de pobreza más bajo en comparación a otras áreas. Los autores, los economistas Paul J. Ferraro de Georgia State University y Merlin M. Hanauer de Sonoma State University, le atribuyen la mayoría de los beneficios a las oportunidades que ofrece el turismo.

“Aunque las áreas protegidas redujeron la deforestación e incrementaron el rebrote, los cambios de la cubierta de estas tierras no redujeron ni aumentaron el índice de pobreza, en promedio”, establecen los autores. “Nuestro análisis sugiere que cerca de dos tercios de la reducción del índice de pobreza asociado con el establecimiento de las áreas protegidas en Costa Rica es causalmente atribuible al turismo”.


Selva tropical de Costa Rica

Aunque los descubrimientos pueden ser interesantes para los responsables y defensores de la conservación, aún existen varias incógnitas. De hecho, Ferraro y Hanauer no especulan sobre los mecanismos precisos por los que el ecoturismo reduce el índice de pobreza en el país centroamericano, sólo lo vinculan con los “canales de mercado”, ya que Costa Rica no cuenta con un sistema formal de reparto de ingresos, como Madagascar, para las comunidades locales. También sugieren no sacar mayores conclusiones del estudio, que fue limitado a un solo país reconocido por su industria de ecoturismo.

“Costa Rica es un país conocido por sus inversiones públicas y privadas en ecoturismo”, establecen. “Sin embargo, uno debe ser cauteloso al extender estos resultados a otros países”.

“Además, no alegamos que nuestro estudio tiene la última palabra en la estimación de los efectos causales del mecanismo, para las áreas protegidas o para cualquier otra iniciativa de conservación. Para entender en verdad los mecanismos mediante los cuales las políticas de conservación del ecosistema afectan el índice de pobreza es necesario reunir pruebas en base a las características de cada política o de cada país (o de cada región)”.

CITAS: Paul J. Ferraro and Merlin M. Hanauer. Quantifying causal mechanisms to determine how protected areas affect poverty through changes in ecosystem services and infrastructure. PNAS Online Early Edition for the week of Feb 24-Feb 28, 2014.  www.pnas.org/cgi/doi/10.1073/pnas.1307712111

Fuente: http://es.mongabay.com/news/2014/es0224-ecotourism-reduces-poverty.html

Publicación científica: Evalúan métodos de análisis de areas protegidas del Amazonas

Los indicadores que se utilizan actualmente para orientar las políticas y las inversiones en las áreas protegidas de la Amazonía pueden no estar teniendo el efecto deseado.

Esto de acuerdo a un nuevo estudio publicado el 27 de marzo, en el journal de IOP Publishing Environmental Research Letters, que ha analizado 66 áreas protegidas en la Amazonia brasileña y realizó un análisis crítico de la herramienta – Evaluación Rápida y Priorización del Manejo de Áreas Protegidas (RAPPAM por sus siglas en ingles) – que se utiliza para administrar, priorizar y evaluar la eficacia de los esfuerzos de conservación en estas áreas.

Los investigadores, del Instituto Amazónico de las Personas y el Medio Ambiente (IMAZON) y la Universidad de Michigan, encontraron que no hay una fuerte asociación entre la prevención exitosa de la deforestación y las puntuaciones de la RAPPAM que indican un aumento de los esfuerzos de conservación, como el presupuesto, el personal, el equipo y la gestión planes.

“Hay dos posibles explicaciones para los resultados: o la RAPPAM no mide las cosas correctamente y los resultados no reflejan adecuadamente la situación de estos aspectos de la gestión o la RAPPAM esta midiendo las cosas que no son importantes para la conservación exitosa de las áreas protegidas,” dijo el co-autor del estudio Christoph Nolte.

La RAPPAM, desarrollada por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés), tiene por objeto, entre otras cosas, “ayudar a desarrollar y priorizar las intervenciones políticas adecuadas y medidas de seguimiento para mejorar la gestión de las áreas protegidas” y ha sido implementado en más de 2000 áreas protegidas en más de 50 países de los cinco continentes.

La RAPPAM emite cuestionarios a los directores de las áreas protegidas, a los que se les pidió que clasificaran 90 declaraciones cualitativas sobre una escala de cuatro puntos sobre la base de lo bien que la declaración se aplica a su sitio de área protegida.

En su estudio, los investigadores tuvieron en cuenta 152 áreas protegidas en la Amazonia brasileña. Para cada área protegida, seleccionaron parcelas de bosque fuera de la zona protegida, que eran similares a las parcelas forestales dentro del área protegida y utilizaron imágenes de satélite para calcular la tasa de deforestación que se estaba produciendo en ellos.

Utilizaron esta tasa de deforestación para estimar la cantidad de deforestación que se habría producido en cada área protegida de no haber sido protegida. Las áreas protegidas se agruparon de acuerdo con la tasa de éxito contra la presión de la deforestación a la que se enfrentaron. Las puntuaciones de la RAPPAM para cada grupo se compararon entre sí.

Los investigadores encontraron un indicador de la RAPPAM que tenía una fuerte asociación con la prevención de la deforestación: la ausencia de conflictos de tenencia de la tierra. Cuando no había conflicto de tenencia de tierras sin resolver, el éxito en evitar la deforestación fue mayor.

Esto sugiere que los conflictos de tenencia de tierras pueden ser un factor tan importante en la conformación de la deforestación, que eclipsa la importancia potencial de otros factores.

Por otra parte, pone de relieve la necesidad de que el gobierno brasileño resuelva rápidamente los conflictos con el fin de conservar las áreas protegidas.

“El gobierno tiene que actuar rápidamente”, dijo el co-autor del estudio Paulo Barreto de IMAZON. “Tienen que desalojar a los ocupantes ilegales, indemnizar a los ocupantes que tienen derechos legales y re-dibujar los límites cuando los ocupantes tienen derechos inalienables de la tierra. Si los conflictos no se resuelven, pueden producirse nuevas ocupaciones, lo que dificultará considerablemente el esfuerzo para proteger la tierra. ”

Desde el miércoles 27 de marzo, este documento puede ser descargado desde

http://iopscience.iop.org/1748-9326/8/1/015039/article